Nobleza Gaucha: la primera película argentina, sin sonido, en blanco y negro

Nobleza Gaucha, estrenada el 11 de agosto 1915 bajo la dirección de Humberto Cairo, guión de José González Castillo, y realización de Ernesto Gunche y Eduardo Martínez de la Pera, fué protagonizada por famosos actores del teatro y del circo criollo como Orfilia Rico, Celestino Petray, Julio Scarcella, María Padín y Arturo Mario. Francisco Canaro le sumó música y la Sociedad General Cinematográfica su apoyo.

Filmada en 1914, con un presupuesto apenas superior a los 20.000 pesos, se estrenó al año siguiente, recaudando cerca del millón de pesos, algo inusual e irrepetible para la época.

Nobleza Gaucha marcó progresos en el lenguaje fílmico y fué pionera en la introducción de códigos, específicamente cinematográficos, como flashback, plano-contraplano, montaje paralelo, primeros planos, entre otros recursos.

A partir del año 1910 surgieron films que otorgaron visibilidad a los problemas políticos y sociales y a los grupos subalternos. Nobleza Gaucha fué la primera película de esa serie y puso el énfasis en la representación de los grupos subalternos inmigrantes y criollos.
Nobleza Gaucha es una de las pocas películas mudas que se pudieron rescatar, en 35 mm, y que aún se conserva.

El argumento

La pampa argentina es abordada como paisaje y escenario de la historia nacional, a través de un conjunto de textos de la literatura argentina del siglo XIX, entre los que se destacan el Martín Fierro, de José Hernández, y Santos Vega, de Rafael Obligado.

La historia gira en torno a Juan, un gaucho despedido de su trabajo, que salva a una joven puestera, cuyo caballo se había desbocado y galopaba alocadamente. Juan lo alcanza al galope logrando detenerlo. Por esta circunstancia se conocen, se relacionan y se enamoran.
El Patrón, que tenía a la joven muy presente, aprovecha una fiesta popular que se realiza en la zona para secuestrarla y llevarla a la ciudad de Buenos Aires. Juan, enterado de ello, recurre a Don Genaro, un italiano amigo que conoce la ciudad, para que lo ayude y acompañe a rescatarla. Viajan en tren a Buenos Aires, ubican la residencia del Patrón y rescatan a la muchacha regresando al pago. El Patrón denuncia en la comisaría a Juan como cuatrero y la cuestión culminará con un inesperado desenlace que demuestra y hace alusión al título la Nobleza Gaucha.

Perlitas en la producción

*Las escenas de exteriores fueron filmadas en la estancia La Armonía y las de interior sobre la escenografía construida en la terraza de una mueblería y en otros escenarios auténticos de Buenos Aires.
*Su estreno fué un fracaso, pero se sustituyeron casi todas las leyendas explicativas de la película con fragmentos de los poemas Martín Fierro y Santos Vega, lo que le valió un segundo estreno muy exitoso.
*Se proyectó simultáneamente en 25 cines porteños y fue vista en España, Brasil y otros países latinoamericanos.
*Una compañía yerbatera aprovechó el éxito de la película para dar nombre a su producto que continúa hasta la actualidad.
*La acción se desarrollaba en el campo y en la ciudad, lo que permitió mostrar a los habitantes de la ciudad aspectos típicos de la campaña, como domas, canciones, arrreos, ranchos, asados y transformarse en un filme de denuncia social sobre la explotación de la que era objeto el trabajador rural.

En 1937 se realizó una nueva versión con el mismo título, pero con sonido y un relato mucho más estructurado, dirigido por Sebastián Naón, con Olinda Bozán, Pedro Laxalt, Marcelo Ruggero y Agustín Irusta.

FUENTE: cultura.gob.ar

Nobleza Gaucha: la primera película argentina, sin sonido, en blanco y negro
Scroll hacia arriba
error: Content is protected !!