Charlas con gente de tango: Marcela Corso, cantora

Entrevista a Marcela Corso – cantora

Marcela Corso es cantora, docente, creadora de los talleres de canto “Por el Gusto de Cantar” y autora de “Canto encantos y desencantos”. Cuentan en su familia que Marce canta desde que medía 1.10 cm, pasó bastante tiempo y hoy con 1,55 cm su voz sigue encantando. Virginiana moderada, matera, yuyera y bostera, Marce conversó con Milonga sobre su vínculo con el Tango y sus proyectos creativos para este año.

Belén: ¿Cuáles son tus primeros recuerdos sonoros de tango?

Marcela: Mis recuerdos sonoros del tango…¡uh! La voz de Gardel, mi padre era fanático de Boca y de Gardel. Por las mañanas en la radio de mi casa paterna sonaba Rapidísimo , conducido por Héctor Larrea y su hora Gardeliana. Sin duda lo que más presente tengo es la voz de Don Carlos.
También guardo recuerdos sonoros de tangos instrumentales, mis abuelos escuchaban vinilos de las orquestas de Di Sarli entre otras. Sí, mis primeros recuerdos sonoros son la voz de Gardel y las armonías de Di Sarli.

Belén: ¿Cuáles eran los tangos que más seguido se escuchaban en tu infancia?

Marcela: Fueron muchos, y es difícil decir cuáles porque pertenezco a una generación y a una familia donde ver programas de televisión como Grandes Valores del Tango, escuchar discos de tango instrumentales y los carnavales en el Club Estrella de Maldonado, donde mis viejos bailaban tango, eran rituales.
Si pienso en títulos, la lista contiene: El choclo, Volver, Golondrina, Che Bandoneón, Malevaje, Boedo, Tristeza Marina, La Canción de Buenos Aires, Grisetta, La Cumparsita, La última Curda, Pasional, Vieja Viola, Malena….y muchos más.

Belén: ¿Qué desafíos y bendiciones trajo la cuarentena a tu vida?

Marcela: Desafíos hubo muchos que se resumen en reinventarme con mucha conciencia día a día, atravesar la incertidumbre apelando a la creatividad y tratando de volver al eje tantas veces como se hiciera necesario. Fue muy difícil pero resultó posible.
Las bendiciones fueron también muchas, la principal fue conservar la vida con salud y paz interior.

Belén: ¿Cómo estás viviendo este segundo año de pandemia en relación a tu actividad con el tango?
Marcela: En relación con el tango, sigo cantando en casa, en algún encuentro virtual con músicos , cantantes amigos. Disfrutando el armado de presentaciones para cuando se liberen las restricciones y la gente se anime a volver a ser público presencial…ya está empezando a moverse a pesar del frío y gracias al crecimiento de la vacunación.

Belén: ¿Qué proyectos estás tejiendo para el segundo semestre de 2021, Marce?

Marcela: Estoy comenzando a llevar adelante una gestoría cultural junto a amigos en el Club Estrella de Maldonado que por supuesto incluirá a nuestro Tango. Como siempre, pienso continuar con mis talleres de canto «Por el Gusto de Cantar».

El 21 de Agosto presentaremos un repertorio de canciones populares que, por supuesto, incluye algunos tangos junto al Maestro Javier Amoretti y dos excelentes cantantes Elsa Oriz y Cecilia Prepotente en «Cantar Siempre Cantar» en Estrella de Maldonado.

Y retomar proyectos que quedaron en standby por las restricciones sanitarias. Hay también dando vuelta el proyecto de compartir una presentación con un nuevo cantor de tango que se las trae Fabian Pepe Castro. En fin , Dios mediante y si le ganamos a esta pandemia hay mucho para hacer.